© 2016-2017 NeoVitalitas
NeoVitalitas
La epilepsia, un trastorno de hiperexcitabilidad neuronal en el cerebro, puede limitar severamente la calidad de vida de una persona. El temor a una crisis inesperada, incluso bajo supervisión médica y cuando aparentemente «todo está normal», es una situación que produce un gran malestar y ansiedad. Esta enfermedad es especialmente destructiva en los niños y adolescentes, que se exponen a los efectos secundarios de los antiepilépticos durante las fases más sensibles de su desarrollo, en pacientes embarazadas o mujeres que planean un embarazo, abandonadas a su suerte para evitar los efectos adversos de la medicación en el feto, o trabajadores en entornos laborales de riesgo, conductores de profesión, o personas que interactúan con frecuencia en actos sociales o lugares públicos. En ocasiones, además, el tratamiento farmacológico no funciona, o la respuesta a éste es deficiente. El conocimiento sobre los efectos metabólicos de protocolos nutricionales clásicos con cualidades antiepilépticas procede principalmente de los trabajos de Cahill et al. de la década de los sesenta, si bien la importancia de estas dietas especiales, desde un punto de vista clínico, ha sido relevante desde los años veinte del siglo pasado, cuando se empezó a utilizar como tratamiento satisfactorio para la epilepsia resistente a fármacos. Nuestro exhaustivo conocimiento de estos protocolos te ayudará a controlar con elevada eficacia tu enfermedad, para que puedas volver a vivir tu vida con normalidad. El éxito terapéutico en reducción de crisis suele ser muy elevado (superior al 80%) y, aunque la respuesta es individual, en el futuro y ajustando a la perfección los nutrientes que consumes, los efectos que tienen en tu cuerpo, y su relación con tu metabolismo energético y neurológico, la reducción de dosis farmacológica —o incluso dejar de lado la medicación— podrían convertirse una posibilidad. Si, por el contrario, los tratamientos farmacológicos actuales no funcionan correctamente en tu caso, o prefieres evitarlos por los numerosos efectos adversos que pueden tener a largo plazo sobre tu salud, no lo dudes. Solicita un asesoramiento personal de tu caso y te proporcionaremos una evaluación nutricional completa. Una vez diseñado el protocolo, trabajaremos juntos para que logres un mejor control de tu enfermedad.
NeoVitalitas Nutrición y Psicología
© 2016-2017 NeoVitalitas       Aviso Legal     Condiciones de Uso
La epilepsia, un trastorno de hiperexcitabilidad neuronal en el cerebro, puede limitar severamente la calidad de vida de una persona. El temor a una crisis inesperada, incluso bajo supervisión médica y cuando aparentemente «todo está normal», es una situación que produce un gran malestar y ansiedad. Esta enfermedad es especialmente destructiva en los niños y adolescentes, que se exponen a los efectos secundarios de los antiepilépticos durante las fases más sensibles de su desarrollo, en pacientes embarazadas o mujeres que planean un embarazo, abandonadas a su suerte para evitar los efectos adversos de la medicación en el feto, o trabajadores en entornos laborales de riesgo, conductores de profesión, o personas que interactúan con frecuencia en actos sociales o lugares públicos. En ocasiones, además, el tratamiento farmacológico no funciona, o la respuesta a éste es deficiente. El conocimiento sobre los efectos metabólicos de protocolos nutricionales clásicos con cualidades antiepilépticas procede principalmente de los trabajos de Cahill et al. de la década de los sesenta, si bien la importancia de estas dietas especiales, desde un punto de vista clínico, ha sido relevante desde los años veinte del siglo pasado, cuando se empezó a utilizar como tratamiento satisfactorio para la epilepsia resistente a fármacos. Nuestro exhaustivo conocimiento de estos protocolos te ayudará a controlar con elevada eficacia tu enfermedad, para que puedas volver a vivir tu vida con normalidad. El éxito terapéutico en reducción de crisis suele ser muy elevado (superior al 80%) y, aunque la respuesta es individual, en el futuro y ajustando a la perfección los nutrientes que consumes, los efectos que tienen en tu cuerpo, y su relación con tu metabolismo energético y neurológico, la reducción de dosis farmacológica —o incluso dejar de lado la medicación— podrían convertirse una posibilidad. Si, por el contrario, los tratamientos farmacológicos actuales no funcionan correctamente en tu caso, o prefieres evitarlos por los numerosos efectos adversos que pueden tener a largo plazo sobre tu salud, no lo dudes. Solicita un asesoramiento personal de tu caso y te proporcionaremos una evaluación nutricional completa. Una vez diseñado el protocolo, trabajaremos juntos para que logres un mejor control de tu enfermedad.